abordados desde diferentes ópticas como por ejemplo, desde la estructura interna de la matemática, o desde la perspectiva lógica de quien aprende, considerando entre otros los factores cognitivos, sociales,
culturales y conocimientos previos de los estudiantes. La didáctica de la matemática es una ciencia autónoma, cuyos orígenes están en Francia, con la denominada "escuela francesa de la didáctica de la matemática"
del IREM, propulsada en los años '70, cuyos pioneros son: Guy Brousseau, Gérard Vergnaud e Yves Chevallard, entre otros. En la concepción matemática o fundamental, la didáctica se presenta como "una ciencia que
se interesa por la producción y comunicación de los conocimientos, en los que esta producción y esta comunicación tienen de específicos de los mismos" (Brousseau G, 1989). "El verdadero objetivo de la didáctica es
la construcción de una teoría de los procesos didácticos que nos proporcione dominio práctico sobre los fenómenos de la clase" (Chevallard, 1980; p. 152).